sábado, 1 de abril de 2017

Del Domingo Tortillero a los Huevos de Pascua en Tierra de Campos

Por Francisco Rubio Pérez (copyright del texto) 1 de Abril de 2017 
Publicado en El Agora de Tierra de Campos. Copyright 

Sinopsis. 
En torno a estas fiestas del inicio de la primavera, se celebra en muchos pueblos de Tierra de Campos y comarcas cercanas, una ancestral y peculiar tradición, que se suele conocer popularmente como "el Domingo Tortillero”. 
En el presente articulo contamos en que consiste esta costumbre y planteamos algunas hipótesis sobre su posible origen. También exponemos una interesante teoría, que descubriría raíces comunes entre la tradición del "Domingo Tortillero" y la tradición de los Huevos de Pascua o "Easter Eggs" de los países anglosajones, celtas e incluso eslavos.
   



La tradición del Domingo Tortillero. 

Lo cierto es que la denominación, no por simple, deja de ser verdad. Será un domingo, en el que grupos de niños, jóvenes o adultos se juntarán para merendar, entre otras cosas, una tortilla.

En muchos pueblos, se tenia por costumbre que los niños y niñas fueran ese día a casa de sus padrinos, a pedirles los huevos para la merienda con sus amigos. Para los jóvenes y adolescentes, era la excusa perfecta para reunirse en grupos de chicos y chicas y organizar esas meriendas y encuentros de juventud para el flirteo y seguro que en la mayoría de las ocasiones, acabar bailando ancestrales bailes como la Rueda u otros similares.  

Si el tiempo acompaña, la merienda se agradece hacerla al aire libre o directamente en el campo, saliendo a dar la bienvenida a ese "primer verano", que acaba de llegar tras un largo viaje por el lado oscuro del sol.

Esta tradición, como algunas otras raras excepciones, quedó fuera de las festividades cristianizadas, tras ser impuesta esta religión a todos los habitantes del antiguo imperio romano, por el emperador Teodosio I en el año 380 y sus sucesores.


Las fechas 

Las fechas en las cuales se celebra el tradicional "Domingo Tortillero" no están establecidas en el calendario de manera fija. En la mayoría de los lugares tiene lugar el domingo anterior al “Domingo Ramos”, el cual se celebra en la primera luna llena tras el Equinoccio de Primavera. Ello hace que, de unos años a otros, la fecha pueda variar hasta con un margen de tres semanas, porque como todos sabemos, la luna funciona en ciclos de 28 días.

Antiguo Calendario Celta

¿Donde se celebra?

La tradición del "Domingo Tortillero" no es algo que se celebre por todas partes, sino que hasta donde tenemos datos, estaría vinculada a la comarca natural de Tierra de Campos y zonas anexas de las provincias de Zamora, León, Valladolid y Palencia, sin que conozcamos los limites exactos donde se lleva a cabo. 

Quizás un pequeño referente, podría ser el estar conectada con los lugares donde existe la tradición de las "Orejas de Carnaval", ya que en estas fecha concluye el famoso ciclo de la Cuaresma, pero solo es una hipótesis. Así que si alguien nos quiere dejar algún comentario al respecto de los lugares en los que se lleve a cabo esta costumbre, estaremos encantados de escucharle. 




El Origen


Intentando encontrar la génesis de esta celebración, podemos partir de su propia denominación, en la que parece que el elemento fundamental es la TORTILLA (algo torcido o retorcido) y de esta, evidentemente los HUEVOS. También resulta peculiar que la celebración este anclada a un DOMINGO, al igual que ocurre con otras dos festividades cercanas a ella: El Domingo Ramos y el Domingo de Resurrección.  

Curiosamente, en la cultura anglosajona y del Norte y Este de Europa, uno de los puntos clave de esta época del año y uno de los símbolos de la Pascua de Semana Santa son los famosos "Huevos de Pascua" o "Easter Eggs", así como los Bunny o conejitos de la suerte.

Ambos elementos están vinculados con "Eostre", la antigua diosa germánica de la primavera, de la fertilidad y del amanecer, razón por la cual los anglosajones (tribus de origen germánico) llaman a la Semana Santa, "Easter Holidays". (http://es.wikipedia.org/wiki/Ostara). 

Esta tradición de los huevos de pascua establecía la costumbre, ordenada y comunal, de ir al campo a buscar los primeros y nutritivos huevos que las aves (sobre todo las migratorias), comenzaban a poner al llegar la primavera, tras un largo periodo invernal de escasez. Lo que por aquí se llamo toda la vida "ir a nidos".

El objetivo de esa búsqueda comunal de comida, no era otro que juntar los huevos encontrados entre todos, para hacer una gran tortilla y comerla de manera amistosa entre el Clan, celebrando la llegada de la Primavera o lo que es lo mismo, la llegada de la abundancia de frutos y caza.

En muchos de los pueblos donde se celebra el Tortillero, la expresión típica que se le dice a los niñ@s para ese domingo es ¿con quien vas a juntar los huevos?, por lo que enlazaría de manera sorprendente con el espíritu de esa tradición anglosajona señalada.

Una de las cosas importantes para poder "ir a nidos" era saber reconocer los diferentes tipos de huevos que ponía cada especie de ave, distinguiéndolos por sus características de tamaño, color, textura ...etc. Era primordial respetar al máximo el equilibrio del ecosistema, para que este perdurara en el tiempo. Una pura cuestión de supervivencia para todos, como tantas otras. 

Ello nos revela dos cuestiones muy importantes: La primera es que nos estaríamos retrotrayendo a costumbres del Paleolítico, cuando la caza y la recolección eran la única forma de subsistencia del ser humano. La segunda, y a tenor de lo anterior, que la comarca donde se ha mantenido esta costumbre desde tiempo inmemorial, nos esta informando que ha estado poblada de manera ininterrumpida desde hace mucho mucho tiempo.  

La tradición actualizada en el mundo anglosajón

La antigua costumbre mencionada de ir a buscar los huevos al campo en la Pascua de la Primavera, se ha actualizado en los últimos tiempos en la cultura anglosajona e incluso eslava. Ahora son los padres quienes esconden huevos de chocolate decorados por las distintas estancias de la casa o el jardín, para que los niños los busquen y encuentren y así para poder comérselos. Los famosos "easter eggs" o "huevos de pascua" que vemos en muchas tiendas. Lo mismo ocurre con los actuales "bunny" o "conejitos de pascua", también de chocolate y es que era en la primavera cuando estos animales empezaban a salir de sus madrigueras y en función del número, habría o no un abundante año de comida para todos.

Niños recopilando los "easter eggs" o huevos de chocolate decorados
En los países de arraigada tradición católica como España, Italia, etc. la denominada Semana de Pasión o Semana Santa se celebra con tintes especialmente dramáticos, vinculados a la muerte y al duelo. De manera especialmente profusa tras lo establecido en el siglo XVI por el Concilio de Trento tras la reforma Protestante. 

Por su parte, en los países de tradición protestante, estas fechas del "Easter Holydays" son celebradas de manera mucho mas amena y divertida, donde los niños la asocian casi como una segunda Navidad, con los huevos de chocolate, las meriendas y salidas al campo como protagonistas.      


Tribus celtas en Tierra de Campos

La hipótesis de la vinculación del "Domingo Tortillero" con los "Huevos de Pascua", encajaría perfectamente tanto en el periodo de celebración de esta festividad, la "Pascua", que significa "Paso" del invierno a la primavera, como en el referente claro a alimentarse con huevos, así como el hecho de celebrarse dicho acontecimiento en el campo. 

Mapa de la antigua Región Vaccea
El porque de esta tradición del "Domingo Tortillero" se lleva a cabo en la zona de encuentro de las actuales provincias de León, Zamora, Palencia y Valladolid, la denominada actualmente Tierra de Campos, podría tener alguna relación con el hecho de que fue habitada por los Vacceos (tribus de origen Celta llegadas a esta zona en el siglo VI a.c. procedentes del norte de Europa) quienes tenían en Intercatia una de sus principales ciudades.









Tribus Germánicas en Tierra de Campos

En una segunda hipótesis, con un origen también antiguo pero algo mas cercano, la costumbre podría derivar de los Visigodos, una de las tribus germánicas mas errantes de la historia, aliada finalmente de Roma y que desde el siglo V d.c. se asentaría de manera profusa en la zona de Tierra de Campos, cuyo nombre algunos historiadores han querido asociar como derivado de "Campus Gothorum" o "Llanuras de los Godos".

Iglesia Visigoda de San Juan. Año 661
Baños de Cerrato (Palencia)
Estos "godos del oeste" o "visi-godos", parece ser que encontraron en estas planicies onduladas el territorio que más se asemejaría a sus llanuras originarias del norte y centro de Europa, arraigándose entre el resto de la población hispano-romana y pudiendo aportar esta y otras tradiciones. 

La existencia de algunos edificios de construcción visigoda entorno a la Tierra de Campos, como en la localidad palentina de Baños de Cerrato, a unos 7 km de Palencia capital, serian testigos de un asentamiento mas que temporal. 

Estamos hablando de la iglesia cristiana mas antigua de España que se conserva, mandada construir en el año 661 por el Rey Visigodo Recesvinto, al lado de una fuente de sanas y abundantes aguas. Por otro lado y a escasos 20 km de Zamora capital, está la iglesia visigoda de San Pedro de la Nave, construida también en el siglo VII y situada en la localidad Zamorana de El Campillo. Dos ejemplos claros de que la presencia de los visigodos por esta zona fue mas que notable. 


Localidades de las que tenemos confirmación que celebran el Domingo Tortillero el domingo anterior al Domingo de Ramos o en otras fechas:

Provincia de Zamora 

- Castrogonzalo (Zamora)
- Castroverde de Campos (Zamora)
- Cerecinos de Campos (Zamora)
- Benavente (Zamora)
- Fuentes del Ropel (Zamora)
- La Torre del Valle (Zamora)
- Melgar de Tera (Zamora)
- Olmillos de Valverde (Zamora)
- Quintanilla del Olmo (Zamora)
- San Esteban del Molar (Zamora)
- San Miguel del Valle (Zamora)
- Santa Croya de Tera (Zamora).
- Santa Eulalia de Tabara (Zamora)
- Villalpando (Zamora) (aquí se celebra el domingo posterior al Domingo de Resurrección)
- Villanueva del Campo (Zamora)
- .............................................................................


Provincia de León 
- Astorga (León)
- La Bañeza (León)
- Laguna de Negrillo (3 de mayo)
- Mansilla de las Mulas (León)
- Palanquinos (León)
- Sahagun de Campos (León)
- Tabuyo del Monte (León)
- Toral de los Guzmanes (3 de mayo)
- Valderas (León)
- Valencia de Don Juan (León)
- ...................................

Provincia de Valladolid

- Aguilar de Campos (Valladilid)
- Becilla de Valderaduey (Valladolid)
- Roales de Campos (Valladolid)
- Tordehumos (Valladolid) Se celebra el día de San Marcos, 25 de marzo.
- Villalon de Campos (Valladolid)
- .....................................................

Provincia de Palencia

- Calzadilla de los Molinos (Palencia)


Localidades que nos han informado que NO celebran el Domingo Tortillero:
- Villafafila (Zamora)
- ............................

Y como nos cuentan algunos amigos oriundos de Tierra de Campos y que viven en otras latitudes, ellos lo siguen celebrando en sus  lugares de residencia.

Si en tu pueblo se celebra el Domingo Tortillero o una tradición similar y no aparece en la lista, nos encantaría que nos lo dijeras en un mensaje abajo y lo pondremos 

Como quiera que sea, solo nos queda decir que lo mejor del menú siempre es la compañía y el deseo de pasar un buen "Domingo Tortillero".

Un saludo desde el Agora de Tierra de Campos y buen provecho.





English Version

By Francisco Rubio Pérez (copyright of the text) April 1, 2017 
Posted in El Agora de Tierra de Campos. Copyright 

Synopsis.

Around these festivities of the beginning of spring, is celebrated in many towns of "Tierra de Campos" and next comarcas, an ancestral and peculiar tradition, that is commonly known like "the Tortillero Domingo". 
In the present article we count on that it consists and shuffle some hypothesis on its possible origin. We also present an interesting theory, which links this tradition of the Tortillero with the tradition of the Easter Eggs, in Anglo-Saxon, Celtic and even Slavic countries


viernes, 24 de febrero de 2017

Fenómenos atmosféricos extraños en Tierra de Campos


Por Francisco Rubio © 
Publicado en El Ágora de Tierra de Campos. Copyright

Los equinoccios son esos momentos peculiares del año, donde los fenómenos atmosféricos se hacen mas patentes. Hablando de hemerotecas y fenómenos meteorológicos extraños acontecidos en Tierra de Campos, vamos a recordar uno raro raro raro, ocurrido hace unos 180 años, concretamente un 20 de septiembre de 1830.

Nos lo cuenta un periódico británico de la época, editado en Londres, llamado “The London Literary Gazette and Journal of Belles Lettres, Arts, Sciences etc”, la cual sitúa el fenómeno en la localidad de Villanueva del Campo, por aquel entonces formando parte de la provincia de León. 


Nube blanca y circular que señala "El Universal Edomex"
y que fue fotografiada en 2011 en Ecatepec.
Ponemos la noticia en su versión original en inglés y mas abajo su traducción: 
La traducción aproximada seria: 

Fenómeno Atmosférico: El Boletín de Ciencias Agrícolas, describe, desde la Gaceta de Boyona, un curioso acontecimiento que destruyo las viñas de Villanueva del Campo, en España, el pasado Septiembre, así como un extraño fenómeno atmosférico que lo precedió.
El 20 de septiembre, a las cuatro y media de la tarde, antes de lo cual el ambiente estaba perfectamente en calma, el sol fue repentinamente oscurecido por una nube blanca y en un corto espacio de tiempo, se empezaron a percibir, alrededor del sol, dos círculos concéntricos que mostraban todos los colores del arco iris. Al cabo de seis minutos, los círculos desaparecieron y llegada la noche, vino un frío helador, tan severo como los que usualmente se dan en el mes de enero. Las vides se congelaron y las hojas y los tallos tomaron la apariencia de haber sido quemados.

Por lo que nos cuentan, ese año pudo ser algo menos alegre en Villanueva, ya que en las fiestas y celebraciones se debió brindar ... con agua de la fuente, en vez de con los vinos de la tierra. Por no hablar de la congoja general que dicho fenómeno celeste pudo generar en nuestros antepasados. !Rianse ustedes de la actual crisis financiera!. Esto si que fue un ataque directo a la linea de flotación de la economía agrícola de la zona.




El fenómeno puede ser hoy en día explicado desde la física y entender claramente que la nube, al colocarse delante del sol, generó un gran prisma circular, que hizo que la luz blanca al atravesarlo, se descompusiera en los siete colores que la conforman, parejo al fenómeno del arco iris, tal y como nos describe la crónica. 

La duración del fenómeno durante seis minutos, hizo que la radiación solar se cortara durante ese espacio de tiempo, generando un enfriamiento brusco de la tierra, del aire y de la humedad ambiental que este tiene, a una hora como las cuatro y media de la tarde, en septiembre, cuando el calor y la humedad suelen ser relativamente altos. Esto provoco un repentino desplazamiento, a modo de ola del aire frío de capas superiores y afectando de manera especial a las viñas, que se encuentran en su punto de máxima maduración, con la savia fluyendo a flor de piel por hojas y tallos y quemando los azucares que esta contiene. 

Un fenómeno similar pero en sentido inverso, a como funcionan los microondas caseros. 

En el siguiente video grabado en Cartagena de Indias, Colombia, en el año 2016, se muestra una nube que podría ser similar al fenómeno descrito. 
 




O esta otra nube que fue grabada en vídeo en 2016 y del que extractamos esta foto. 


Así que cuidadín con las nubes blancas, que las carga el diablo y las dispara el sol.

domingo, 19 de febrero de 2017

Las Orejas de Carnaval en Tierra de Campos

Las Orejas de Carnaval en Tierra de Campos

Por Francisco Rubio Pérez - Copyright 
Publicado en El Agora de Villanueva del Campo, Copyright

Es sabido, que cada época del año tiene sus peculiaridades y entre ellas, estarían la ropa que llevamos o el tipo de comida que degustamos. Aunque también eso va por regiones y por las necesidades energéticas de cada población. 

Los andaluces dicen combatir el calor veraniego con un gazpacho fresco, que no deja de ser una mezcla triturada de los productos que hay en su huerta y los valencianos llaman Paella a lo que en otras zonas denominamos un "arroz con tropezones". Por su parte, son muchos los ingredientes que se combinan en otras zonas para mantener el cuerpo en funcionamiento, sobre todo en esta época invernal y en este articulo vamos a hablar de uno de ellos. 

No contamos nada nuevo cuando decimos que en nuestra comarca de Tierra de Campos, lo más abundante en la despensa siempre fueron los cereales y las diferentes partes del cerdo perfectamente sazonadas y que acabarán llamándose chorizos, salchichones, coscarones, torreznos, lomos adobados, jamones,…. etc, así como lo que sale de la leche de una oveja cuando la dejamos secar, a la leche claro, no a la oveja. Y lo que en tiempos fue abundante y ahora ya casi no, el zumo de la uva cuando se la deja fermentar, llamado vino. 

Pero hay un producto muy peculiar en algunas localidades de Tierra de Campos que compartimos con otras zonas del noroeste peninsular, sobre todo con Galicia y no es otra que la elaboración de pequeños manjares para épocas donde el frío y la alegría han de combinarse. Nos referimos a las famosas “Orejas de Carnaval”. Una fiesta y una tradición que no esta vinculada a ningún santo cristiano, lo que nos daría una pista muy importante de que su origen es muy anterior a la imposición del cristianismo y que ha permanecido y ha sido respetada en la comarca por siglos.  


Puede que haya alguien en este santo mundo que no las haya catado, pero a los demás mortales que las han visto y probado, no hará falta explicarle por que se llaman “Orejas” y por que el "Carnaval" es su momento idóneo para elaborarlas y comerlas. Al igual que ocurre con el turrón, no se pueden dejar pasar de fecha, porqué no nos saben igual. Las razones por las que estas Orejas están vinculadas al carnaval, nos pueden ser desconocidas, como tantas otras tradiciones, pero haciendo una pequeña reflexión sobre el tema, quizás  lleguemos a algunas conclusiones.

Por un lado, su alto aporte energético las hace más necesarias que nunca en ese mes de febrero, donde el frío invernal parece no acabar nunca. Su color dorado es un deleite para la vista y nos evoca la calidez de un sol que echamos de menos y al que nos gustaría comernos ... Por último, su dulce paladar las hace idóneas para celebrar la llegada del “Entroido”, como llaman los gallegos a ese momento estacional en el que el frío empieza a remitir. 

Tras unos días de dispensa carnal o “Carnaval”, en los que tradicionalmente se consumían los restos más perentorios de la matanza, antes de que estos se estropease con los calores primaverales, comienza el periodo de los “cuarenta días” de limpieza del cuerpo, mediante el ayuno carnal, más conocido como la Cuaresma. Una tradición que estaría vinculada a épocas remotas, donde los ciclos de la naturaleza debían ser respetados, en aras de la pura supervivencia.    

Receta de las Orejas de Carnaval en Tierra de Campos

Pero volviendo a la parte mas pragmática del tema, los ingredientes principales de este tradicional dulce no son otros que los que puede haber en cualquier casa de Tierra de Campos. Casi todos, productos de la propia tierra, tales como harina, huevos, manteca, azúcar o miel ... aderezados con una buena dosis de alegría y buen humor, para hacerlas en familia. Y si además es al calor de la lumbre, el sabor que se albergará en nuestra memoria puede ser inolvidable.

Aunque algunos años la Semana Santa cae para cuando el viento ya da la vuelta, allá por el mes de abril, es en el frío mes de febrero, cuando apetece elaborar y jartarse de comer Orejas. Y como quizás habrá quien haya olvidado o perdido la receta, vamos a contar una de por aquí, con resultados más que satisfactorios. En cualquiera de los casos, se admiten sugerencias o aportaciones para mejorarlas o darles un toque peculiar. .   

Ingredientes:
6 huevos (a ser posible de gallina casera)
1 taza de manteca (también del cerdo casero) o de aceite de oliva o mantequilla.
1 taza de agua caliente
Anís (½ taza)
Zumo de limón (o esencia de limón)
Harina de trigo (la necesaria, aprox. 1 kg)
Azúcar (la necesaria, aprox ½ kilo)
Aceite para freír (aprox 1 litro)

Utensilios:
1 bol o fuente mediana para batir los huevos y mezclar
1 taza para medir ingredientes.
1 rodillo de amasar (también sirve una botella)
1 tenedor para batir
1 sartén amplia y profunda para freír
1 pinzas para recoger las orejas de la sartén

Instrucciones

1.- Verter los huevos en el bol y batirlos

2.- Echar una taza de aceite de oliva (o mantequilla o manteca), una taza de agua caliente y el zumo de limón sobre los huevos batidos y remover hasta conseguir una mezcla homogénea.

3.- Ir echando harina sobre la mezcla anterior, dándole vueltas hasta conseguir una masa seca y manejable que no se caiga del bol al darle la vuelta.

4.- Verter la masa lograda sobre la mesa y comenzar a amasarla con las manos hasta que la harina deje de ser visible, quedando la masa de un color amarillento pálido. Esta es la operación mas laboriosa  y entretenida.

5.- Coger pequeños trozos de masa y con el rodillo extenderlos hasta conseguir una olea de un palmo de larga y lo más fina posible.

6.- Poner a calentar aceite en la sartén.

7.- Extender con cuidado las orejas sobre el aceite muy caliente de la sartén y freírlas, dándoles rápidamente la vuelta para que no se quemen.



8.- Sacar las orejas y ponerlas en una bandeja para que escurran el aceite, espolvoreando abundante azúcar sobre las orejas aun calientes para que esta quede adherida a su superficie. Se podría sustituir el azúcar por miel y obtendríamos las famosas "miel sobre ojuelas". 

9.- Repetir la operación hasta concluir toda la masa.

10.- Probar las orejas y poner gesto de satisfacción por lo buenas que están y la labor bien hecha.

11.- Debatir con el resto de cocinillas sobre los ingredientes y las mezclas a emplear para el año que viene.


Resto de información:
Tiempo empleado, aprox 90 minutos.
Dificultad: baja, a ser posible en compañía. 
Cantidad de Orejas conseguidas: llenamos ocho bandejas de 30 cm de diámetro y 15 cm de altura. También serviría un barreñón de los de la abuela. 
Tapar las orejas para su conservación.  

¡Que aproveche y feliz carnaval!


Nota: Déjanos un comentario si en tu pueblo se hacen Orejas de Carnaval, nos encantará conocerlo. . 

jueves, 12 de enero de 2017

Festividad de San Antón en Tierra de Campos.


Por.Francisco Rubio (c)  12 de enero de 2017
Publicado en El Agora de Tierra de Campos. Copyright 

San Antonio Abad, conocido popularmente como San Antón para diferenciarle de otros San Antonios, es considerado tradicionalmente como el santo protector de los animales, celebrándose su fiesta el 17 de enero. Es, junto a San Isidro labrador, el santo mas popular en el medio rural.

Se podría decir que en todos los pueblos de Tierra de Campos se rinde culto a ambos, pues en un pasado no muy lejano, todas las familias dependían de la ganadería y de la agricultura, lo que conllevaba que sus animales debían gozar de buena salud. Ya fuera de aquellos utilizados directamente en las labores más duras del campo como bueyes, mulas y pollinos o los empleados para el puro sustento como cerdos, gallinas, corderos, conejos, palomas, … etc, 

Quizás no siempre somos conscientes, que la cría de animales y plantas que se empezó a desarrollar hace escasamente unos 10.000 años, en lo que se conoce como la "revolución del neolítico", fue el momento a partir del cual la humanidad cambio el modo de vida que había tenido durante los anteriores 2 millones de años.

La agricultura y la domesticación de animales genero el sedentarismo de la población y la construcción de poblados estables, la acumulación de excedentes y el reparto de funciones en sociedades cada vez mas grandes y complejas... y en esas estuvimos hasta la otra gran revolución tecnológica, la de las maquinas.    

La revolución industrial, iniciada hace escasamente 250 años, comenzó a sustituir la fuerza de los animales y de las personas por la generada por una serie de artefactos construidos por el hombre, cuya energía ya no era orgánica y cuyo ciclo vital es capaz de superarle. Y en esas estamos, superando día a día nuevos retos con la automatización y la inteligencia artificial ... hasta la próxima revolución.


La historia de San Antón

La historia del santo de los animales cuenta, que nació y vivió en Egipto, entre los siglos III y IV. En su biografía se mezclan elementos históricos con otros míticos. Se sabe que llevó una vida de ermitaño, junto a otra faceta como fundador de monasterios y la atención a los pobres.

En su leyenda se dice que curaba a los animales que se acercaban a él, siendo especialmente relevante un episodio con un grupo de cerdos salvajes o jabalíes.

También se hace hincapié en la longevidad de su vida, alcanzando la edad de 105 años.

Ocho centurias mas tarde de la muerte del santo, allá por el siglo XII, se funda en Francia una congregación católica romana de carácter laico, bajo la advocación de este santo. Dicha congregación se denominaría Orden de los Hermanos Hospitalarios de San Antonio u Orden de San Antón y tomarán la Tau egipcia como emblema. 

Puede que esa Tau la tomaran por que el santo nació y vivió en Egipto o por que es la letra central de su nombre o quizás todo ello junto. Esa Tau es, además, un símbolo ancestral de protección de los caminantes y es que uno de los principales objetivos de esta orden era cuidar de los peregrinos que sufrían una enfermedad muy común en la edad media, llamada "Ergotismo", también conocida como "Fuego de San Antón o Culebrilla", enfermedad que aun es relativamente común en nuestro país. 
Rosetón con la Tau egipcia en el Monasterio de San Antón,
en Castrojeriz (Burgos), en plena ruta jacobea. 
Hoy en día sabemos que esta enfermedad era causada por consumir alimentos contaminados con hongos parasitarios, que contenía frecuentemente el centeno y en menor medida la avena, el trigo y la cebada. Parece ser que a los que la contraían en el medievo, el único remedio que se les ofrecía para sanar era la peregrinación a Santiago de Compostela. 

La explicación que podemos vislumbrar sobre esa peculiar forma de sanación, es que el Ergotismo lo producía el consumo prolongado de pan de centeno contaminado con el hongo cornezuelo y en los monasterios y albergues castellanos de la época vinculados al camino jacobeo, de manera especial los de la orden de San Antón, ofrecían a los peregrinos pan de trigo candeal no contaminado, con lo que en un periodo de tiempo determinado, los enfermos conseguían sanar. 

Esta relación de San Antón con la cura de las impurezas, fue lo que pudo llevar a la tradición cristiana a vincularle con el cerdo y su santificación, ya que dicho animal era considerado como impuro en el mundo musulmán y judío, que se negaban a consumirlo por los problemas que causaba a través de enfermedades parasitarias como la triquinosis.


San Antón en Villanueva del Campo

Como en muchos otros pueblos de la comarca, en Villanueva del Campo existe también la Cofradía de San Antón, estando documentada su existencia desde por lo menos 1725. En la parroquia podemos encontrar dos imágenes del santo, una en cada iglesia.

Arca de la cera de la cofradía de San Antonio Abad año de 1882
existente en la iglesia del Salvador de Villanueva del Campo (Zamora)

La mas antigua de las tallas de San Antón forma parte del retablo central situado en la Iglesia de Santo Tomas y que estaría fechado en 1542. En dicha imagen se muestra al santo en edad avanzada, vestido con el hábito de la orden y apoyándose en un pequeño bastón.

Imagen de San Antón (S XVI) 
en la iglesia de Santo Tomás 
El santo parece haber apartado la mirada sobre el libro que lleva en la mano, para dirigirla con ternura y casi dialogando, hacia el oscuro cerdito que le acompaña a sus pies, el cual a su vez le mira alzando la cabeza. El cerdito en cuestión lleva en su cuello una pequeña campanilla, símbolo claro del famoso "Marranillo de San Antón". 


La otra imagen de San Antonio Abad está situada en la iglesia del Salvador, concretamente en uno de los altares laterales del lado derecho de la nave principal.

Se aprecia una escultura mas moderna (probablemente del S XIX, como la iglesia) y se nos presenta a un anciano vigoroso, que va caminando mientras se apoya en un largo bastón.

También aquí el santo ha apartado la mirada del libro, pero en vez de dirigirse al cerdito que el acompaña, parece dirigirla un tanto perdida hacia la gente que le observaría a sus pies.

El cerdo negro que se arrulla a su habito en su lado derecho podría también tratarse de un jabalí o de un cerdo ibérico, pero en este caso el santo parece ignorarlo o más bien pastorearlo y lo deja casi atrás, tapado con el hábito y el bastón. 
Ambas imágenes cumplen la iconografía clásica del santo en cuanto a sus elementos simbólicos habituales (cerdo, habito monacal, senectud, bastón), si bien es curioso como se aprecian ciertos cambios actitudinales, lo cual señala dos épocas distintas en su concepción iconológica. 


El Marrano Antón 

Hasta finales de los años 70 del siglo XX, Villanueva del Campo y muchos otros pueblos de Tierra de Campos mantuvieron la tradición del denominado "marrano anton". 

A través de esta ancestral costumbre, la cofradía del Santo soltaba por las calles del pueblo un pequeño cerdo provisto de una campanilla, para que vagara libre por la localidad y fuera alimentado por los vecinos.

El animal campaba a sus anchas por todos los lugares del pueblo y recibía restos de comida, engordando y engordando a lo largo del año, llegando el propio animal a controlar a qué hora le daban de comer en cada sitio.

Concluido el periodo de engorde, la cofradía vendía papeletas para rifar el cerdo entre los vecinos a la salida de misa del día de San Antón. 

La tradición descrita parece ser que procede de la edad media, cuando los monjes de la orden de San Antón soltaban sus cerdos por las calles de los pueblos en los que tenían monasterio, para que los vecinos les alimentaran, denominándoles "marranos de San Antón". La carne de dichos cerdos era usada posteriormente para atender a los enfermos, peregrinos o necesitados de la localidad, como una forma de solidaridad social de la época.

El aumento del tráfico rodado por las calles, aconsejó como en muchas otras localidades, que se variara esa costumbre de dejar al animal suelto y el marrano antón que se sorteaba, pasó a ser comprado a algún vecino con el dinero que se recaudaba de la rifa. En los últimos años y ante las dificultades y cambio de costumbres en lo que se refiere a la matanza del cerdo, se ha vuelto a modificar la tradición y al agraciado de la rifa del marrano antón, se le da la opción de recibir un cerdo o su valor en dinero. 


¡Oh, Glorioso San Antón! 

Otra de las costumbres que llevaba aparejada la fiesta de San Antón y que en Villanueva se dejo de hacer hace mucho tiempo, aunque en otras localidades se siguió manteniéndose mientras hubo quintos, era lo que se llamaba “Echar la relación a San Antón”. 

El evento, llevado a cabo por los mozos, consistía en una representación de carácter público en la que hacían prebendas al santo respecto a los animales. También se comentaban con ironía los aconteceres mas peculiares de la villa y de la corte, a modo de informe anual, pero parece ser que la desvirtualización que alcanzó, faltando al respeto a muchos vecinos y vecinas, provocó que a finales de los sesenta, este evento se suspendiera indefinidamente. 

Bien entendido, esta relación a San Anton tendría su similitud con lo que hacen las chirigotas gaditanas en carnaval, aunque parece ser que sin música de fondo, pero buscando las rimas en el discurso. 

La edición digital del diario La Crónica de León, nos deleita con algunas relaciones hechas a San Antón: http://www.lacronicadeleon.es/2012/01/15/apoyo/refranes-de-san-anton-137809.htm 

Pintura de San Anton
por Zurbaran (S XVII) 

Oh glorioso San Antón, 
en busca de vuestro amparo 
aquí nos tienes de nuevo 
con devoción y recato 

Oh glorioso San Antón
León te viene a saludar
que estuviste n’ esta iglesia
Y ahora estas n’otro lugar

Otro año aquí venimos,
humildes y confiados,
para que con tu bondad
nos dirijas con tu mano.

Y Respetuosos que somos,
con toda la autoridad,
pedimos a nuestro alcalde
permiso para empezar.

Venia

Oh glorioso San Antón
santo mío y abogado
lo que te vengo a decir
lo tengo bien estudiado 

Oh glorioso San Antón
Santo bienaventurado
Aquí te vengo a pedir
Que nos guardes el ganado
De lus rucíus d´ abril 
Y lus torvones de Marzo
Del mercader zangarrián (el lobo)
Aquel del hábitu pardu …

¡Oh glorioso San Antón!
santo mío y adorado
También te vengo a contar 
todo lo que nos ha pasado.

¡Oh glorioso San Antón!, 
Estamos muy preocupados
Vaya que pasen hambre
los políticos y los bancos.
Miedo hay en Italia y España. 
Rescatan Grecia y Portugal, 
¡La deuda que mal se vende!
En bragas nos van a dejar.

.......................................continua.

Como ocurre con muchas otras festividades del calendario, los aspectos divinos y humanos se entrelazan sutilmente para generar una tradición secular y como se puede apreciar en el caso de San Antón, su vinculación en la sanación de las impurezas a través del pan de trigo, así como la protección y sanación de los animales útiles para el hombre, podemos fácilmente entender su asimilación y veneración de los valores que representa en lugares como Villanueva y muchos otros de la geografía española. 

Suerte con el Marrano Antón y felicidades a los Antoni@s en su onomástica



domingo, 11 de diciembre de 2016

Las mantas de lana de oveja en Tierra de Campos


Por Francisco Rubio  (copyright del texto)
Publicado en el Ágora de Tierra de Campos. Copyright  

Milenios antes de que se inventara el poliéster que todo lo cubre hoy en día. Siglos antes de que se dominara la técnica del lino. Cientos de años antes de que el algodón inundara las fabricas del mundo. Muchísimo tiempo antes de todo eso, las mantas con las que abrigarse en las frías noches de invierno se hicieron con la lana que se le esquilaba a las ovejas. 


Capa parda
Ni que decir tiene que casi todas las mujeres del campo, aprendieron desde siempre en casa el proceso de tejer la lana para la elaboración de las prendas de invierno, como chaquetas, bufandas, gorros, guantes, jerséis, … aspecto que todavía conservan muchas de las abuelas actuales.


Las tribus Vacceas de época prerromana que habitaron lo que hoy se denomina la Tierra de Campos, dominaron como pocos el arte de la lana. Su principal prenda de vestir, llamada el "Ságun", consistente en una pieza única a modo de capa con gorro, todo ello de lana de oveja para paliar el frío invierno de la meseta. Este elemento fue adoptado como prenda oficial de campaña por las legiones romanas en el siglo I a.c. tras conquistar la cuenca del Duero. 





La denominada "capa parda", de uso cotidiano en muchos pueblos de Zamora hasta el siglo XX, era una prenda basica de los pastores cuando andaban por el campo y cuyo origen bien pudo ser aquel "Ságun" vacceo, de similares características en funciones,  forma, materiales y colores. 










La manta zamorana y la manta palentina son otros de los elementos heredados de aquel gran bagaje cultural que fluyo por estas tierras Vacceas y que hoy conocemos como Tierra de Campos, donde la oveja y la lana fueron siempre elementos del paisaje. 


Los colores negros de esta manta procede de lana de oveja negra.
El resto de colores fueron teñidos de manera natural con plantas y minerales 


Hasta los años 60 del siglo XX, fue muy común en los pueblos entregar lana a los tejedores para que estos confeccionaran en sus Telares una manta personalizada para la familia, siendo muy común como regalo de bodas. Décadas después, siguen aportando ese calor del buen paño. 



Largo era el proceso entre la lana puesta en una oveja y la manta puesta en una cama:

1.- Esquileo de la lana de la oveja,
2.- Lavado
3.- Secado
4.- Tintado con plantas, minerales o animales
5.- Escarmenado
6.- Cardado,
7.- Hilado con el uso o la rueca.
8.- Tejido a mano o con telares.

Pero de esto, ya casi solo queda la memoria y algunos viejos utensilios en los desvanes de las casas o hasta en algún museo etnográfico.

Y como nos ha recordado un amigo del Agora, reproducimos parte de un poema de Ramónn de Campoamor, "el Tren Expreso" que acompasa las virtudes de aquellas mantas:

Y creyendo invadidos por el hielo
aquellos pies tan lindos,
desdoblando mi manta zamorana,
que tenía más borlas verde y grana
que todos los cerezos y los guindos
que en Zamora se crían,
cual si fuese una madre cuidadosa,
con la cabeza ya vertiginosa,
le tapé aquellos pies, que bien podrían
ocultarse en el cáliz de una rosa.



viernes, 28 de octubre de 2016

Halloween o el día de Todos los Santos en Tierra de Campos

Por: Francisco Rubio ©
Publicado en el Agora de Tierra de Campos. Copyright
email: villanuevadelcampo49100@gmail.com

Sinopsis
Hay un trasfondo cultural común entre los pueblos Indoeuropeos, que todavía se puede vislumbrar en muchos aspectos de la vida cotidiana y puede que el Halloween y el día de todos los santos sea uno de ellos. En este articulo desgranamos parte de sus conexiones y significados.



El uno de noviembre, se celebra en España una de las conmemoraciones más ancestrales del calendario, denominada “El Día de Todos los Santos”. En ella, se visita de manera colectiva los cementerios, para honrar y recordar a los que nos precedieron o que compartieron parte de la vida con nosotros... y ya no están.

Claro que, últimamente, se está colando una festividad importada de Estados Unidos, que se nos antoja un tanto irreverente frente al dramatismo que siempre caracterizó estas fechas. Dicho acontecimiento está calando de manera especial entre jóvenes y niños, ante el carácter lúdico con el que se celebra y porque esta envuelto en la cultura anglosajona y del inglés que cada día se extiende más, como un halo de modernidad.



La fiesta se denomina Halloween (leído Jalogüin) y se caracteriza, entre otras cosas, por salir a la calle la noche del 31 de octubre disfrazado a la manera de todos esos monstruos, brujas, fantasmas ... que el imaginario popular tiene del mundo oscuro de ultratumba.

Otra de las costumbres que enmarca esa fiesta, consiste en que grupos mas o menos numerosos de niños o jóvenes llamen a las puertas de los vecinos, para hacerles la propuesta del truck or treat, que se ha venido traduciendo o asimilando fonéticamente al español como "¿truco o trato?". Con esa propuesta, vienen reclamando que les den algún tipo de dulce, a fin de evitar que le gasten alguna broma mas o menos pesada.

Otra de las características de esta jornada, es la fabricación artesanal o casera de los denominados "punkys cake" o dulces de calabaza, cuyo fruto naranja es típico de estas fechas, al modo y manera de nuestros famosos huesos de santo o los buñuelos.





Ante este panorama, muchos se preguntan ¿Acaso tiene algo que ver “El Día de Todos los Santos” con ese “Halloween” para que ambos se celebren en la misma fecha o... es que nos están confundiendo?

Lo cierto es que la palabra “Halloween”, es utilizada por los anglosajones como un apodo, contracción o acortamiento de la frase en inglés “All Hallow`s Eve”, que significa literalmente “Víspera de Todos los Santos”. Dicha festividad también era conocida como "Noche de Brujas" o "Noche de Difuntos" y fue llevada a Estados Unidos por la gran avalancha de emigrantes irlandeses en el siglo XIX, teniendo lugar como hemos mencionado, la noche del treinta y uno de octubre.

Pero si nos adentramos en la historia de las tradiciones, resulta que la conmemoración de ese Halloween irlandés deriva de una ancestral festividad del calendario celta, denominada “Samhain”. Este Samhain, que significa en irlandés antiguo “El fin del verano”, viene a señalar la conclusión de la estación de la luz o lo que es lo mismo, la vuelta de la vida al interior de la tierra y la llegada de la oscuridad y el frío invernal. Los pueblos celtas europeos conmemoraban el fin del año la noche del 31 de octubre y, consecuentemente, el año nuevo el 1 de noviembre.

Ese primero de noviembre o Samhain, cae, "casualmente", a los cuarenta días del solsticio de otoño y aunque astronómicamente la entrado del invierno es posterior, climatológicamente el cambio que se produce es mas que obvio y marca el momento en el que todas las semillas han de estar en el interior de la tierra, antes de la llegada de las heladas que endurecerán el campo.


Enlazando con el mismo concepto, solo tenemos que hacer un pequeño recorrido por el calendario para darnos cuenta que, justo seis meses después de ese primero de noviembre, se celebran la festividad del primero de mayo, ubicado, "casualmente", cuarenta días después del equinoccio de primavera. Y es en esa fecha cuando los celtas celebraban el "Beltane", que significa literalmente "El inicio del verano" y no es necesario explicar que los calores, el tiempo primaveral, los brotes de las plantas y el resurgir de la naturaleza comienzan precisamente a partir de ese momento.

No es dificil comprender que, al igual que ocurriera con tantas otras fechas señaladas a lo largo del año, con estas dos también se produjo lo que se conoce como sincretismo religioso. Es decir, la nueva religión adoptada en los albores de la Europa medieval, S IV d.c. (tras la desmembración del imperio romano y su panteón de dioses), incorporó y reinterpretó nominalmente todas las festividades que jalonaban el calendario de las antiguas religiones de los pueblos europeos y cuyas deidades habían sido respetadas por el imperio.

Así, en el caso del Samhain o "fin del verano", fue cristianizada bajo la denominación de "Día de Todos los Santos", en inglés “All Hallow`s Eve” (Halloween), con las características que hemos comentado.

Por su parte, el Beltane del 1 de mayo o "inicio del verano", se caracterizaba y se sigue caracterizando desde siempre por las fiestas y romerías en los campos, con el fin de hacer rogativas por una buena cosecha.


En muchos pueblos de la Tierra de Campos y aledaños, donde tribus de origen celta como los Vacceos se asentaron por esa zona desde por lo menos el siglo VI ac, parecen conservar más de una tradición con singulares características. Una de ellas es el caso de la vieja tradición celebrada en la madrugada del primero de mayo, denominada como la "puesta del mayo". Esa festividad por la cual los mozos de la localidad hacen el rito iniciático del paso a la edad adulta y que suelen denominarse "quintos", cortan en grupo un gran árbol para trasladarlo y pingarlo sobre un hoyo previamente excavado en la tierra, en un lugar emblemático de la localidad. Por el hecho en si y por las fechas en que tiene lugar, nos marcan evidentes reminiscencias de una de aquellas ancestrales costumbres celtas, que tenían al árbol como símbolo totémico y a la naturaleza como su espacio vital.


Conocer y comprender las tradiciones de todos los grupos humanos, es una manera de conocer nuestra propia cultura. En el fondo, muchas de ellas derivan de ideas arquetípicas que compartimos todos a través del inconsciente colectivo, que envuelve los mismos sentimientos y anhelos humanos.

En el caso del Halloween, como día único y especial, puede que se quiera enseñar a los niños parte de ese mundo de ultratumba que, por muchas razones, deben respetar... para que sus fantasmas les respeten a ellos. Por ello, quizás lo importante no es si lo llamamos "Día de Todos los Santos", "Halloween", "Samhain" o lo que sea, sino hacerlo con el suficiente conocimiento y respeto a esas ancestrales tradiciones que nos conectan con la vida misma.


English version. 

Synopsis

There is a common cultural background between the Indo-European peoples, which still can be glimpsed in many aspects of daily life and perhaps the Halloween and All Saints Day is one of them. In this article desgranamos part of their connections and meanings.


On November 1, held in Spain one of the most ancient calendar commemorations, called "The Day of All Saints." In it, collectively visit cemeteries to honor and remember those who came before us or who shared part of life with us ... and are no longer.

Of course, ultimately, it is casting a festival imported from the US, which seems to us somewhat irreverent against the drama that always characterized these dates. This event is seeping especially among young people and children, to the playfulness with which it is held and because it is involved in the Anglo-Saxon culture and English every day extends like a halo of modernity.

The party is called Halloween (read Jalogüin) and is characterized, among other things, go out the night of October 31, dressed in the manner of all those monsters, witches, ghosts ... that the popular imagination has the otherworldly dark world.

Another custom framing that party is to knock on doors of neighbors to make them the proposal of the truck or treat, which has been translated to Spanish or assimilated phonetically as "trick or treat?". With this proposal, the groups of children call the homes of neighbors calling on them to give them some kind of sweet, in order to prevent you spend some more or less practical joke. All this with tasting the "punks cake" or sweet pumpkin orange fruit which is typical of this time, the way and manner of our famous holy bones or donuts.

The first of November or Samhain falls, "coincidentally" forty days of autumn solstice and although astronomically the entered Winter is back, climatological change that occurs is more than obvious and marks the time when all seeds must be inside the earth, before the arrival of frost to harden the field.

Linking with the same concept, we just have to do a little tour of the calendar to realize that, just six months after the first of November, the feast of May are held located, "coincidentally" forty days after the spring equinox. And it is on that date that the Celts celebrated the "Beltane" which literally means "The beginning of summer" and it is not necessary to explain that the heat, the spring weather, outbreaks of plants and the revival of nature begin precisely from that moment.

It is not difficult to understand that, as happened with so many other important dates throughout the year, these two also produced what is known as religious syncretism. That is, the new religion adopted at the dawn of medieval Europe, S IV d.c. (After the collapse of the Roman Empire and its pantheon of gods), nominally he incorporated and reinterpreted all the festivities that marked the calendar of the ancient religions of Europe's peoples and whose deities had been respected by the empire.

Thus, in the case of Samhain or "end of summer" it was Christianized under the name of "All Saints Day", in English "All Hallow`s Eve" (Halloween) with the features we have discussed.

For its part, the Beltane May 1 or "early summer", was characterized and continues to be characterized always by the parties and processions in the fields, in order to make prayers for a good harvest.


In many villages of the Tierra de Campos and its surroundings, where tribes of Celtic origin as Vacceos settled since at least the sixth century BC, seem to retain more of a tradition with unique characteristics. This is the case of the old tradition held in the morning of May, the so-called "sunset May." That feast for which the young men of the town to make the passage to adulthood and often called "fifth" cut group a large tree to move it and pingarlo on a hole previously dug in the ground, in an emblematic place. Because in and of dates takes place, we make clear reminiscences of one of those ancient Celtic customs, which had the tree as totemic symbol.

Know and understand the traditions of all human groups is a way to meet our own culture. In the background, many of them derived from archetypal ideas we all share through the collective unconscious, which involves the same feelings and human desires. In the case of Halloween, as unique and special day, you may want to teach the children of the underworld who, for many reasons, must respect ... respect for their ghosts to them.

Therefore, perhaps it is not important whether we call it "Day of All Saints", "Halloween", "Samhain" or whatever, but do so with sufficient knowledge and respect for these ancient traditions that connect us with life itself .

miércoles, 6 de julio de 2016

Celebración de los San Fermines en Tierra de Campos

Por Francisco Rubio (c)
Publicado en El Agora de Tierra de Campos, Copyright - 7 de julio de 2016, día de San Fermín.

¿¿¿¿San Fermines en Tierra de Campos?????

Aunque pueda sonar un tanto pintoresco, lo cierto es que la costumbre de encerrar toros al galope, al estilo de los celebrados actualmente en Pamplona el día de San Fermín, es algo que viene de muy atrás. Exactamente de antes de que hubiera esas plazas de toros redondas que hoy conocemos y los festejos, vinculados al mundo taurino, se hicieran en las céntricas plazas de villas y ciudades. 

El presente artículo NO ENTRA en el debate actual sobre toros si o toros no. Solamente quiere dar a conocer una parte interesante de nuestra historia. Un sencillo pero amplio recorrido por la evolución de los festejos taurinos de los últimos 500 años en Tierra de Campos, tomando como ejemplo lo acontecido en una de sus villas, la de Villanueva del Campo. 

Estamos seguros que en muchas otros lugares pudo ocurrir algo similar, por ello, si lo conoces, te invitamos a que lo compartas a través del Agora de Tierra de Campos. 

Villanueva del Campo es una localidad de actualmente cuenta con unos 1.000 habitantes, situada en la comarca natural de Tierra de Campos, área que se extiende por las provincias de Zamora, León, Valladolid y Palencia. Dicha localidad, mantiene diversos resquicios de otros tiempos vinculados a aspectos taurinos, que nos permiten reconocer la evolución acontecida en el ámbito de los espectáculos y festejos vinculados al toro.

Uno de los vestigios mas singulares es la denominación  de una de las calles de la villa, donde antaño se hicieran los encierros y cuyo nombre fue recuperado en el ultimo cambio de callejero a mediados de los años 90. La calle pasó de llamarse "Calle de los Mártires", a recuperar su nombre original con el que fue conocida casi toda la vida, "CALLE EL ENCIERRO". Esta calle, larga y relativamente estrecha, discurre en una perfecta linea recta y con una amplia cuesta intermedia, desde la carretera de Villalpando hasta la plaza mayor.

el agora de tierra de campos
Según nos contaban los mayores de Villanueva del Campo, en las eras del camino de Quintanilla, extramuros de la villa y cerca de donde se ubicaba el antiguo matadero, se disponían los toros procedentes de las dehesas, en unos corrales habilitados al efecto.

Posteriormente se llevaba a cabo el desenjaule por los mozos al estilo sanferminero, en dirección a la plaza mayor por la calle EL ENCIERRO, donde finalmente los toros eran introducidos en los corrales traseros del edificio del ayuntamiento.



Antigua puerta de toriles, situada en el edificio 
del Ayto de Villanueva del Campo 
Luego, ya en la fiesta, los toros salían por la pequeña puerta que está a la derecha de la entrada del cine-teatro, que hacia las veces de chiquero, para ser corridos en la flamante plaza mayor, de manera similar a como lo siguen haciendo en la plaza de Villalpando durante las fiestas de San Roque.

Y esto aconteció durante muchos años, hasta que en el año 1894, se construyo la actual plaza de toros a las afueras de la localidad. Plaza a la que se accede precisamente desde la plaza mayor de Villanueva por la Calle el Encierro.  












Plaza Mayor de Villanueva del Campo, sobre la década del 40.
donde antiguamente se celebraban festivales taurinos

Las fiestas y juegos de Toros y Cañas

Los festejos taurinos "modernos", es decir los acontecidos a partir de la sustitución del Régimen Feudal por el nuevo modelo del "Estado Moderno", se comenzaron a celebrar en las grandes plazas mayores como las de Valladolid o Madrid. Estas ciudades, capitales del nuevo estado, fueron pioneras en esto de contar con una gran plaza rectangular, perfectamente jerarquizada en zonas, alturas, espacios ... y donde se llevaban a cabo las famosas fiestas de "Toros y Cañas", tan populares a partir del siglo XVII. Eran, para entendernos lo que hoy en dia se desarrolla en los campos de futbol y venían a sustituir en muchos aspectos a las iglesias y catedrales como gran lugar de encuentro social en las festividades.  

En dichas fiestas, los miembros del estado noble iban a exibirse y rememorar tiempos pasados, en los que su estamento acudía a la batalla, lanza y espada en ristre, cual quijotes medievales. Montados a caballo, lanceaban toros y realizaban justas entre ellos lanzándose cañas a modo de lanzas, asistiendo el resto de vecinos en un espectáculo público y gratuito, vitoreando cada acción.

Fiestas de Toros y Cañas en la Plaza Mayor de Madrid
Pintura de Juan de la Corte (1623). Madrid, Museo Municipal

Este gran espectáculo de índole social y política se mantuvo hasta finales del siglo XVIII, cuando las fiestas de Cañas y Toros decaen. La nueva clase adinerada, la burguesía, encuentra dicho espectáculo fuera de su interés, decantándose por otro tipo de actos sociales mas acordes a los gustos europeos de la época.  Actos para ver y ser vistos, tales como el teatro, la opera, el paseo o los conciertos de música clásica desarrollados en los denominados teatros isabelinos, como el Teatro Real de Madrid (1835). Y como no, Villanueva del Campo también construyo su teatro en el siglo XIX, tal y como contamos en este articulo:
El Teatro de Villanueva del Campo


Interior del Teatro Real de Madrid

La nueva fiesta de los Toros

Ante el abandono generalizado de las "fiestas y juegos de Toros y Cañas", los estamentos populares se apropian paulatinamente de dicho espectáculo, comenzándose a desarrollar el llamado "toreo de a pie". Dicho toreo es protagonizado por aquellos que no tenían caballo y donde la suerte de banderillas venia a ser el homologo a lo que hacían desde el caballo los nobles, pero corriendo. La suerte de picadores o el rejoneo, serian una reminiscencia mucho mas directa de la antigua usanza del toreo de a caballo.

el agora de tierra de campos
Rejoneo a caballo en Villanueva del Campo, 
una reminiscencia de las antiguas fiestas de toros y cañas 

Plaza de Toros de Villanueva del Campo, construida en 1894. 
el agora de tierra de campos


Los otros dos grandes cambios que se produjeron fue en el lugar y en el espacio: 

Si inicialmente las nuevas plazas de toros se construyeron rectangulares, en consonancia con lo habido hasta el momento, pronto se desarrolló un nuevo formato: La plaza de toros circular, al modo y manera de los antiguos circos romanos. Este modelo se concibió mucho más adecuada para toreros y para el público asistente y donde fue suprimida la jerarquía estamental del antiguo régimen mostrada en las plazas rectangulares y abalconadas.

Por su parte, el lugar también cambió. Si antes los espectáculos con toros se hacían en los centros de villas y ciudades, ahora, mediante la promulgación de Leyes, los nuevos espacios para el toreo se mandan construir fuera de los recintos amurallados de los municipios, dándoles un nuevo estatus de espectáculo fuera del centro social y político imperante.

En el caso de Villanueva del Campo, ese cambio de lugar y forma se hizo allá por 1894, año en que se construyó la "Plaza de Toros", siguiendo las reglas y cánones del momento y cuyas peculiaridades arquitectónicas e historia contaremos en otra ocasión.






Las Vaquillas

Si de correr delante de un bóvido cabreado hablamos, las “vaquillas” fue el nuevo espectáculo que se puso de moda allá por la década de los 70-80 del siglo XX, en las fiestas patronales de cualquier pueblo que se preciara de nuestro entorno y que permitía satisfacer un espíritu torero que nunca acababa de cuajar y solo venia a demostrar que, la mayoría de las veces, una vaca brava corre más deprisa que un mozo con un nivel alto de alcohol en sangre. O lo que es lo mismo, cuatro patas parecen correr más que dos, cuando la distancia entre vaca y mozo es menor que la distancia entre mozo y burladero.

Visto desde el siglo XXI, lo mas rocambolesco de las vaquillas es que era posible celebrarlas en casi cualquier lugar. Solo hacia falta una era o un corralón en el que se colocaban una docena de carros o remolques haciendo un circulo, para montar la mas improvisada de las plazas de toros posibles. Curiosamente y que se sepa, nunca pasó nada grave, fuera de los típicos revolcones, en los que el susodicho mozo solo perdía un poco la verguenza y algo la dignidad.

Desde hace años esta modalidad de festejo esta practicamente en desuso.


Las Charlotadas

En los años 70 y 80, parejo a las corridas de toros y como colofón a las ferias taurinas, tenia lugar en casi todas las pequeñas y grandes plazas un espectáculo cómico-taurino-musical denominado Charlotadas, cuyo nombre derivaba de aquellas viejas películas cómicas, protagonizadas por aquel actor llamado Charlot, de ahí lo de charlot-ada.

Eran llevadas a cabo por semiprofesionales del toreo, que intentaban crear un espectáculo cuasi cirquense, empleando como compañeros de reparto a toros vivos (novillos), lo que siempre generaba un grado de incertidumbre en su desarrollo.

Por Villanueva el Campo pasaron en aquella década todas las grandes del momento como el Platanito, los Enanitos Rejoneadores, los Gallitos, el Bombero torero, ... hasta que desaparecieron del panorama patrio.




Los Encierros campestres 

En los últimos treinta años, un nuevo tipo de encierro veraniego y festivo se ha popularizado por muchos pueblos de la comarca de Tierra de Campos. Dicho encierro consiste en soltar en medio del campo (cuando este ya está segado), un par de novillos o toros de mediano peso e intentar conducirlos a algún lugar concreto… o esa es la teoría.

La gente acude al encierro en todo tipo de vehículos capaces de sortear caminos, cunetas, rastrojos, badenes o lo que se tercie, al más puro estilo del rally París-Dakar y como no, también a caballo, que en el fondo parece ser el vehículo más adecuado, porque sería el fundamento de un encierro campestre y los encargados, oficiosamente, de conducir los toros, cosa que no siempre hacen correctamente y algún toro ha terminado metido por las calles del pueblo o en medio de una carretera.



Los concursos de Recortes

Los "Concursos de Recortes", llevados a cabo por jóvenes en actividad semiprofesional, es otra de las últimas formas de llevar a cabo el ancestral rito de la lucha del hombre con el toro, símbolo este ultimo en muchas culturas, de la fuerza de la naturaleza a la que el hombre reta y busca vencer.

En este nuevo espectáculo, la lucha entre los contrincantes es incruenta y la elegancia de los movimientos, la agilidad, el ingenio... ofrecen un arte que aúna emoción y belleza, sin que los animales sufran por ello.


el agora de tierra de campos


Los Rodeos

De esto también hemos visto por Villanueva del Campo. Espectáculos con caballos y reses al mas puro estilo americano o mexicano. Incluyendo la monta de jacos indomables o la monta de toros. Todo un show.

En el siguiente video se muestran alguna de los momentos mas peculiares de uno de estos rodeos celebrado en la plaza de toros de Villanueva.  https://www.youtube.com/watch?v=vBb6mTBFyQg


El Grand Prix

Y ya, la ultima novedad, es organizar espectáculos al estilo del Grand Prix televisivo. Una mezcla de las viejas vaquillas, las charlotadas y el ambiente festivo, donde se intenta aunar concursos y desafíos entre las Peñas de jóvenes, a la par que divierten a un publico entregado que anima a raudales.

En algunos casos estos espectaculos se desarrollan bajo la atenta mirada de los "esforzados portugueses" que dominan como nadie esto de danzar y enfrentarse a un toro con la única ayuda de sus cuerpos.


Y vamos terminando ...
Como colofón a este articulo, solo nos resta preguntarles a los pamplonicas donde está el gusto de jugarse la vida corriendo delante de una manada de toros, para que ellos sigan con una tradición que, aquí, hace tiempo sustituimos.



Aunque es interesante conocer y mantener las tradiciones, es mucho más inteligente saber hacerlas evolucionar y adaptarlas a los tiempos, para que la esencia, que es lo importante, se mantenga y siga viva.